La junta y la estanqueidad en los coches

Publicado por

Con frecuencia, cuando el coche presenta problemas de fuga, se habla de la estanqueidad. Aunque es algo muy presente en el motor, no es un término que la mayoría de las personas conozca. Se trata de una propiedad que está basada en la capacidad de diversos componentes, para evitar que partículas externas (sea aire, agua, polvo, etc.) penetren al interior de un circuito, habitáculo o pieza.

Uno de los elementos más empleados para proporcionar la estanqueidad al motor es la junta, la cual es una pieza elaborada en algún material adaptable para sellar la unión entre piezas que requieren ser herméticas, como por ejemplo la junta de culata; así se evitan las fugas y los vertidos de líquidos que ocasionan varios problemas. Cuando surgen averías, pueden originarse muchas fallas que ocasionan fugas de gas o de líquido y eso perjudica el funcionamiento de los sistemas.

¿Cuáles tipos de junta hay?

Las juntas pueden clasificarse según el movimiento al que estará expuesto el componente estanco: la de sellado dinámico se ubica en lugares que tienen un movimiento relativo uno de otro; mientras que la estática es lo contrario a la anterior, se localiza en superficies en las cuales el movimiento no guarda relación. Sin embargo, también hay otros tipos diferentes a esta clasificación:

Tórica: son hechas de goma y suelen emplearse en las superficies estáticas. Pueden endurecerse si quedan expuestas a la luz solar.

Composite: es una variación de la junta tórica, pero tiene mejores propiedades anti desgaste.

De rascador: es la única que se protege a sí misma por ser autolimpiante. Es utilizada en los vástagos de los cilindros.

Anillos tipo T: su función es cerrar los pistones u otros elementos que tengan movimiento, debido a que esta junta no se mueve ni gira.

Cómo se mide la estanqueidad

Para poder medir la estanqueidad es necesario un vacuómetro. Es un aparato que se encarga de medir las caídas de presión que tiene un determinado elemento o lugar, ello le permite que las fugas sean detectadas con facilidad; debido a que si la presión se cae, es porque las hay.

La mejor manera de evitarse sorpresas en el camino, es dándole al coche los cuidados oportunos, y así se evita tener que visitar continuamente los talleres mecánicos. Entrando a la web piezasdesegundamano.es tiene la posibilidad de conseguir repuestos de una manera muy rápida, sencilla y económica; además tienen una amplia variedad de recambios para coches, 4×4, camiones, etc.