Fuera de la ley ¡es delito!

Publicado por

Toda sociedad tiene derechos pero también deberes, para la armonía y convivencia existen las normas y leyes. Siempre y cuando estén todos dentro de ellas todo es permitido, el problema se presenta cuando se actúa fuera de ella.

Las personas se ganan la vida realizando alguna actividad que le genera los ingresos necesarios para cubrir las necesidades básicas, ahora bien cuando el individuo quiere obtener ganancias de la manera más rápida y fácil puede caer en un delito y estar fuera de  la ley.

Toda actividad o enriquecimiento dentro de la ley se le denomina lícita, está dentro de la ley, el caso contrario el enriquecimiento por medios fuera de  la ley es denomina ilícito.

Cuando se presentan una acción dudosa o que no cumple las normativas legales entonces se trata de una actividad ilícita.

Todo delito o actividad ilícita es considerada como tal y por lo tanto sancionable con multas, suspensión de la actividad o licencia y hasta la cárcel.

Entre las actividades ilícitas se encuentran: el robo y/o hurto, el fraude, la corrupción, la falsificación e imitación y la piratería.

Esta última es una de las que en los últimos tiempos con los avances tecnológicos la que ha causado pérdidas financieras a las grandes industrias entre ellas a la séptimo arte.

 

Caras ocultas detrás de los delitos

Detrás de estas actividades ilícitas casi nunca se conocen los que las ejecutan o son tantos que es difícil identificarlos a todos.

En el caso de la Piratería, en relaciona las películas, el manejo de la tecnología y la informática son tantos los usuarios que es difícil detectarlos a todos.

Se encuentran sitios en la web para descargar de forma gratuita de música y películas que muchos no son permitidos o no tienen licencia para esa actividad. En el caso de las películas hay quienes graban las películas en una filmadora dentro de la sala directamente y luego elabora copias para la venta.

Pero esta copia ilegal no tiene la calidad que debería tener la original, las personas aun así las compran por el bajo costo pero sacrifican la calidad.

El cine representa una gran actividad económica, tanto que contribuye al PIB de un país, con la venta de copias no permitidas la industria pierde anualmente grandes cantidades de dinero y esto afecta también a la parte fiscal porque al no declararse los ingresos, el fisco deja de percibir el porcentaje que corresponde a impuestos.