Cuando cambiar la correa de distribucion

Publicado por

En un vehículo la correa de distribución será el corazón del mismo, porque de esta dependerá que se tenga un buen rendimiento en el mismo. En todo caso, los mejores repuestos los encontrarás en el despiece seat ibiza, porque así podrás conseguir repuestos de segunda mano a un precio bajo y totalmente garantizados.

Pero, puede que no sepas cuándo es el mejor momento para hacer el cambio de la correa de distribución en tu vehículo. Por este motivo, te invito a que sigas leyendo atentamente este post, porque aquí encontrarás toda la información que necesitarás al respecto.

Momentos para cambiar la correa de distribución

Existen diferentes indicadores de que necesitarás un cambio de la correa de distribución en tu vehículo. Dentro de los principales que deberías considerar se encuentran:

Tiempo de uso

Los fabricantes de coches establecen que la vida útil de la correa de distribución es de 100.000 kilómetros de recorrido. En todo caso, debes asegurarte de que siempre que alcances este límite de kilometraje harás el cambio de la misma.

No será aconsejable que conduzcas con una correa de distribución desgastada, en especial porque podría romperse en funcionamiento. Por este motivo, debes fijarte bien en hacer el cambio y así evitarás que se produzcan problemas que puedan terminar por romper tu motor.

Pérdidas de la tensión

Si llevas tu coche a un taller que no está especializado o si haces reparaciones por tu cuenta, podrías sufrir de pérdidas de tensión en la correa. Esto debido a que se puede alojar en cualquier momento cuando se hagan reparaciones cercanas como el cambio de la bomba de agua.

Esta se trata de una pieza que es muy delicada, y que no podrá recuperar su tensión bajo ninguna circunstancia. Por este motivo, en caso de que llegue a perder la tensión, no tendrás ninguna otra solución más que hacer el cambio de la misma.

Daños por fugas

Los daños por fugas pueden ser bastante comunes, en especial porque las mangueras que conducen líquidos en tu motor se pueden desgastar rápidamente. Las fugas más comunes en el motor son las de aceite y de líquido refrigerante.

En todo caso, debes asegurarte de que, una vez detectada cualquier fuga, esta sea reparada de inmediato. Verifica el estado de la correa de distribución, y si se ha visto afectada por las fugas es muy probable que tengas que hacer el cambio de la misma de forma inmediata para evitar que se termine rompiendo.