Diseño de expositores, un trabajo creativo

Posted by

Cuando se miran los expositores para escaparates que hay en muchos comercios, normalmente no se es consciente del gran trabajo que hay detrás. Sin embargo, ese trabajo no pasa desapercibido cuando logra resultados como llamar la atención sobre dicho expositor, conseguir que un producto destaque entre el resto o incluso crear un deseo en quién lo ve, que automáticamente siente que necesita el producto que contienen.

Todo esto no es fruto de la casualidad sino de un trabajo muy creativo que combina nada menos que dos disciplinas: el diseño y el marketing. Porque un expositor bonito puede llamar la atención por su belleza, pero si no hace relevante el producto que contiene, no vale realmente de mucho.

El marketing en el diseño de expositores

Los diseñadores de expositores comerciales realizan cursos y especializaciones en diseño orientado al marketing. Solo así logran crear expositores realmente efectivos que son capaces de llamar la atención incluso en el medio de muchos otros.

Estos expertos tienen que estudiar, por un lado, las necesidades y deseos del cliente y también la forma en la que usan un expositor para avanzar en sus diseños. Es así como se han creado productos que son todo un éxito, como las tiras de impulso. Observando las costumbres del compra del cliente, estas tiras fueron creadas y suponen todo un éxito comercial.

Por otro lado, tienen que estudiar las características del producto que va a contener el expositor y adaptarse a sus formas y circunstancias. No es lo mismo un expositor en el que se van a colocar objetos de formas geométricas y de un tamaño pequeño que uno en el que hay productos que tienen formas mucho más dispares y tamaños grandes.

La elección de los materiales

Por supuesto, también se tiene que tener en cuenta el presupuesto del cliente, por lo que la elección de los materiales va a tener mucha importancia a la hora de abaratar los costes. A esto hay que añadir la preocupación cada vez mayor que el cliente tiene por la ecología.

Esta preocupación ha llevado a exigir a las marcas el uso de materiales reciclados y reciclables. La creatividad de los diseñadores ha logrado hacer que esta exigencia no solo se haya cumplido, sino que haya jugado a favor de la imagen de la empresa, pudiendo destacar su conciencia y su compromiso con el medio ambiente a través de este tipo de expositores.